Mi Ciudad Saludable

Del desierto al paraíso. The Getty Center, California, Estados Unidos


La visita al Museo The Getty Center en California, Estados Unidos nos regaló un momento de presencia.

El Getty es una institución cultural interesada en el mundo artístico y en la promoción del conocimiento.

 

Este es un espacio gratuito, abierto al público para que disfruten de espacios saludables. Su arquitectura no solo es muy bonita, sino fresca.

El Getty cuenta con una ubicación espectacular, vista a la montaña que permite desacelerar para entrar al mundo de la alegría.

Pudimos disfrutar de obras egipcias, griegas y romanas con sus temas variados e interesantes. Les mostramos algunas fotos de esculturas griegas que siempre llaman la atención por sus materiales, color blanco y minimalismo que proveen un ambiente de paz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la siguiente imagen apreciamos a un trapecista sobre un cocodrilo. Sin duda llama la atención tan atrevido espectáculo y el dominio de estos hombres africanos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra obra fascinante fue “El Alquimista”. Tomamos la foto porque nos pareció muy interesante el tema de los procesos químicos, físicos y la interacción con el ser humano. Nos hace pensar en ese D-s creativo que inventó todo este mundo lleno de magia.

Nuestra obra preferida fue una pintura de Vincent van Gogh llamada “Iries”. Sin duda sus colores nos atraparon, pero nos atrapó mucho más la importancia de la salud mental. Van Gogh pintó este cuadro cuando se estaba recuperando de ciertos ataques. Transmite energía, vida, el poder regenerativo de la tierra y la expresión de la divinidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y hablando de temas de salud mental, el recorrido por el museo nos llevó a la exposición que presentaba visiones de los diferentes caminos al PARAÍSO, algo que existe en todas las culturas con sus detalles.

El tema no solo es fascinante, sino que ayuda a preservar la esperanza de la eterna llama que enciende un mundo de posibilidades con La Luz infinita del Creador.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Y por qué no materializamos esta promesa en todo el mundo? Las ciudades deberían ser paraísos puros, volver a la esencia.

Sin duda nuestro espacio favorito del museo y del que más disfrutamos, fue el jardín. El verde relaja y recuerda que todo puede florecer. Que cada día podemos dejar que su Creador pinte nuestra historia para llenar el alma.

Un mundo sin pureza, es un desierto. No hay nada. No brilla esa LUZ trascendente. Por eso los jardines nos permiten conectarnos y respirar, pero respirar de verdad. La vida es ese constante crecimiento que hace palpitar y llena el mundo de energía.

La pureza envuelve y sana, le da sentimiento y sentido a toda la creación… El agua llega y nos refresca para despertar el fuego de la pasión y hacer que reluzca su naturaleza…

Ese es el camino, de vuelta al Jardín del Edén, al paraíso eterno con jardines que proveen oxígeno espiritual y PAZ verdadera.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.