Mi Ciudad Saludable

Mi Ciudad Saludable

Los Guachimontones: Teuchitlán, México


0 comentarios

¿Cómo desearías que fuese tu PRIMAVERA vez? Siempre hay lugares singulares que despiertan curiosidad y una cierta admiración. 

Así fue ese día, nuestra PRIMAVERA vez en Guachimontones, un sitio arquitectónico localizado en Teuchitlán, México.

¿Y qué significa Guachimontones?

Hay muchos significados que se encierran en su palabra, pero en resumen se trata de “pirámides” o “estructuras”.

 

Los Guachimontones fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Allí puedes encontrar estructuras/ pirámides circulares, patios circulares, juegos de pelota, terrazas y espectaculares vistas panorámicas.

¿Por qué circulares? Porque los círculos nos recuerdan movimiento, flujo, aire. De hecho, el círculo simboliza perfección espiritual, fe: el final está en el comienzo y el comienzo está en el final. Es un ciclo infinito, la luz trascendente.


¿Quieres conocer más?

Hemos grabado a nuestro amigo mexicano, Gerardo Díaz, quien nos brinda un pequeño recorrido por la historia de estas estructuras peculiares. 

¡Que disfrutes la conexión con este sitio de paz!

Si algún día estás en México y llegaras a ocupar a un amigo que te transporte o te cuente historias, no dudes en contactar a Gerardo: +52 1 33 3485 0803 o al correo: gerardo.diazt@hotmail.com

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Mapaches creativos y sanadores


0 comentarios

Estuvimos en la casa de nuestros padres tomando café y compartiendo algunas anécdotas de las épocas colegiales, obviamente nos reímos mucho de nosotros mismos. 

Al rato, a nuestra familia se le ocurrió preparar un riquísimo pastel de yuca para la cena. Llegado el momento, comenzamos a degustar.

No íbamos ni por el segundo bocado, cuando de repente algo cayó del techo, traspasando una lámina.

Nuestra madre estaba sentada justo debajo de esa lámina. Sucedió tan rápido que lo único que hicimos fue gritar y reírnos:

— ¡Son los mapaches! 

Luego comenzamos a escuchar:

— ¡Cuidado! ¡En serio! Los mapaches tiene rabia y son agresivos.

Sabíamos que esto iba a suceder porque al llegar a la casa, nos contaron que hace días una gran familia de mapaches andaba en el techo.

No se escuchó nada, fue como si ellos se hubiesen acercado en silencio, calculando.

Solo cayeron. Por cierto, fueron los bebés mapaches que cayeron. ¡Imaginen si hubieran caído los padres! 

No pudimos hacer nada, entonces tuvimos que llamar a los bomberos para que vinieran a llevárselos.

Fue un momento muy gracioso, jamás pensamos que tendríamos una noche tan “natural”. Y como somos tan curiosos, comenzamos a buscar algunas características de los mapaches, más allá de lo que ya se “dice de ellos”. 

Nos dimos cuenta que estos son creativos y tienen un fuerte sentido del olfato, pero lo más interesante, y lo que tal vez se conoce menos, es que los mapaches están siendo objeto de investigación.

¿Investigación en qué?

Se usan para detectar radionúclidos en algunos alimentos que consumimos y que están en zonas de industrias nucleares, o para verificar metales pesados (contaminantes ambientales)  en la cadena alimenticia.

¿Y qué son los  radionúclidos?

Según el Instituto Nacional de Cáncer, se refiere a la “forma inestable de un elemento que libera radiación a medida que se descompone y se vuelve más estable. Los radionúclidos se pueden presentar en la naturaleza o se pueden producir en el laboratorio. En el campo de la medicina, se usan en las pruebas de imaginología y para tratamiento, como destruir tumores”.

Los radionúclidos se pueden difundir en el aire, en el suelo, en el agua o en los alimentos mediante la cadena alimenticia que se efectúa en el proceso de obtención de energía entre distintas especies.

Ahora sabemos que los mapaches son muy especiales y que están teniendo un papel importante para mejorar la salud pública.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

 

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

La importancia del olfato


0 comentarios

No se trata de una simple nariz o un tema de estética. La nariz importa y el sentido del olfato va más allá de lo que conocemos.

Ya sabemos que el olfato puede identificar aromas, o incluso nos puede ayudar a reconocer ciertos lugares, sensaciones o momentos…

Hay una frase que dice: «la calidad de tu respiración determina la calidad de tu vida». Y es una frase real, real para la mente y el cuerpo. 

Hace algún tiempo sucedió. No sabemos exactamente qué o cómo pero parece que perdimos ciertas conexiones en el cerebro.

Por supuesto que necesitamos que el oxígeno viaje por el cuerpo y cumpla sus funciones, ya que este actúa como una especie de lubricante.

No poder oler, tener seco por dentro o tener poca apertura para el aire fresco, es algo que afecta, estorba y cansa.

Estas condiciones nos ponen en una especie de sobrevivencia, específicamente en ciertos momentos, con ciertos alimentos, con ciertos climas o con ciertas energías presentes.

Pero el olfato no trata solamente de percibir olores (como nos han enseñado). Dentro de nuestra nariz se encuentran muchísimos receptores que también activan nuestros momentos de placer al comer.

Esto quiere decir que necesitamos de toda su estructura para comer como se debe, incluso tener nuestros músculos relajados para masticar. Si algo está obstaculizando, es muy difícil que todo fluya con serenidad.

Es algo así como un fregadero, si hay algo estancado en los tubos, el agua que cae del grifo puede que no corra bien, afectando el drenaje, y por lo tanto, impidiendo un buen desagüe. Todo se paraliza.

Claramente existe una relación entre el olfato y gusto, su vinculación es imprescindible, he ahí la frase que dice: quien pierde o disminuye el olfato pierde o disminuye el gusto.

Pero, hay algo muy muy interesante. Según enseñanzas espirituales, el olfato actúa como un puente, conectando el mundo físico y espiritual, o en palabras más lindas, es la conexión del alma. Cuando no respiramos bien, se ha perdido la conexión del cuerpo con el alma.

Ya desde la creación del mundo se escondía uno de los secretos de la historia de Adam (de la humanidad). D-s le insufló aliento de vida, y así, se formó un ser viviente.

De hecho, «alma» en hebreo se dice «neshamá», que también se traduce como «aliento».

Entonces, si el olfato tiene que ver con una conexión entre cuerpo y alma, sin duda tiene que ver con la percepción, con recibir aquello que no es tan obvio ni tan común.

Este regalo puede llenar a una persona de felicidad y sabiduría, pues es el encuentro con la verdadera esencia.

Solo allí se aprende a calmar el alma, a buscar maneras creativas para solucionar detalles. Por supuesto que todo depende del Creador, quien conoce absolutamente toda la programación.

Cada evento es una enseñanza para aprender a depender y despertar ese viaje que nos conecta a la fuente, y nos trae serenidad.

El olfato es el sentido más elevado. Se puede oler la esperanza y fe por reparar cada alma que busca mejorar el mundo.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Comidas elevadas


0 comentarios

La vida es hermosa. Si le pusiéramos un poquito más de atención, nos encargaríamos de darle una mejor calidad, por eso es importante pensar en comidas elevadas.

Los estilos saludables inician desde la mente que actúa como guía para ayudarle al cuerpo a «comportarse».

No es fácil, y a veces no se tienen los recursos, pero poco a poco se encuentra la forma y se abren los canales para que sea factible.

Te presentamos un platillo saludable y rico, lleno de energía. A nosotros nos encantó por su combinación de sabores.

Por un lado tenemos quinoa con calabaza y especies, y por el otro, pancitos integrales con espinaca y linaza. Todo hecho en casa y con mucho amor.

Por supuesto que se necesita amor para crear pero también ilusión para usar nuestras manos y elevar cada ingrediente a esferas de placer espiritual. Es un viaje nutritivo que va más allá de los cinco sentidos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Dublín, Irlanda. Llegar a casa


0 comentarios

Dublín, Dublín, Dublín. Ciudad de literatura, de energía con mezclas de culturas filosóficas. Son esos aires salientes de cada hoja de trébol.

Dublín de hogar. Es un espacio donde sientes la libertad de caminar y jugar como un niño… ir por cada rincón, sin preocuparse por esas obligaciones que manchan el alma.

Dublín tiene consciencia de aire que habla y calma, con sonidos de antes y ahora. Hay mucho blanco con pasión y se entrega a los habitantes el corazón.

No es raro que se llegue a extrañar un sitio que conoce bien de respiración… que conoce de música, de literatura, fantasía, compañía, vida.

Este ecosistema surrealista no se puede definir exactamente, pero se reconoce y se anhela… Una expansión de luz para el mundo… Legendas, encuentros, palabras, canciones, fiestas… Todo gaélico… Solo sabemos que el corazón VIBRA…

IR-LAND-A… Nosotros tratamos de divertirnos y encontrarle significado a las palabras. IR (עִיר ciudad en hebreo) LAND (tierra, suelo, terreno en inglés)… La combinación perfecta… ¡Ah! ¿Y qué pasa con la última “a”? Queda a imaginación… Tal vez: aventura, amistad, alma, amor, ala, Adán, actitud, ansias, aire, etc, etc, etc… IR-LAND-A…¡AMAMOS IRLANDA!

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Rejuveneciendo


0 comentarios

Podemos llegar a ser más jóvenes si hacemos cambios en la mente… Muchos expertos siguen encontrando pistas del gran poder que tienen los pensamientos positivos… ¡No! Ya no se pueden ver dos entes separados. Mente y cuerpo son UNO, solo que lo olvidaron y por eso comenzaron a tener problemas para relacionarse y comunicarse. Parte de nuestro proyecto de vida es juntarlos como UNO solo.

Si la mente pone de su parte le ayudaría al cuerpo a rejuvenecerse y así estaríamos haciendo mejores versiones de nosotros mismos. Las experiencias que traemos a la vida son solo una acumulación de palabras o ideas que en algún momento fuimos recogiendo. Con esto podríamos pensar que el estrés no es causado por los eventos, sino por los puntos de vista que creamos hacia esos eventos, como lo dijo en aquel tiempo Epicteto el filósofo.

¿Y qué tal si tomamos esto como un juego? ¿Por qué nos preocupamos por todo en lugar de observar e interiorizar lo bueno de la experiencia? ¿Acaso dependemos solo de ese momento? Nuestra vida en curso no es una última oportunidad, solo está llena de escenas que vamos trayendo, como cuando estamos en una obra de teatro… Escenas que debemos interpretar, pero no son reales.

Los males solo se asoman cuando hay campo para la inconsciencia. Todo está evolucionando de forma natural y cuando esa consciencia sea más visible, las relaciones mente-cuerpo serán exitosas, y por lo tanto, también las relaciones con los demás seres humanos. El ego aún juega en las grandes ligas y debemos vencerlo para que el ALMA sea quien brille por la eternidad.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

El cerebro feliz


0 comentarios

Nuestro cerebro puede revelar grandes cosas cada vez que reaccionamos a distintos momentos de la vida: una presa, la fila en el banco, encuentros con personas, tardes pesadas, etc. ¿Pero qué hacer ante los diversos acontecimientos? ¿Ignoramos lo negativo? ¿Fortalecemos lo positivo? ¿Nos mantenemos positivos pero atendiendo lo negativo?

Los expertos en neurociencia estuvieron mucho tiempo estudiando la amígdala, una pequeña almendra (por así decirlo), ubicada en el cerebro profundo y anuente a emociones variadas. Allí se procesaban y almacenaban recuerdos… Ellos la llamaron «el centro del miedo», ya que se activaba cuando había depresión, ansiedad, tristeza, etc…

Aún así algo se les dificultaba, saber dónde se producía la alegría o felicidad. Recientemente ya están observando cómo los estímulos positivos se activan allí mismo en la amígdala… Eso sí, ante momentos de compasión, felicidad, agradecimiento…

Esto quiere decir que las personas finalmente no ignoran los «malos momentos» o «amenazas», sino que aprenden a mirar lo bueno en cada detalle, sin centrarse en agentes nocivos que han prevalecido por años. De esta manera se cambian patrones negativos de la amígdala por patrones gratos de bienestar.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Somos un suspiro


0 comentarios

Habíamos cambiado nuestro SER por algo que ni siquiera podíamos describir… como que habíamos cambiado el NORTE. De un pronto a otro, todo lo hacíamos en modo: ACELERACIÓN.

Íbamos por aquí y por allá, moviéndonos muy rápido, como que nuestro cerebro iba a una velocidad impresionante, nuestro cuerpo estaba desgastado y nuestra ALMA gritaba por alguna razón, pero no entendíamos su lenguaje.

Hasta que un día nos sentamos solos en el cuarto, cerramos los ojos, tratamos de calmarnos y comenzamos por primera vez a ESCUCHAR… Nos dimos cuenta de que cada día, cada uno de nosotros respira aproximadamente 26.000 veces… pero la mayoría del tiempo estamos respirando desde el PECHO y no desde el DIAFRAGMA.

¿Cuándo sucede? Cuando estamos estresados, preocupados, o cuando nos movemos. Dicen algunos expertos que tomamos como 20 respiraciones por minuto, cuando tal vez deberían ser 4 o 6. También dicen que el 99% de nuestra energía debería venir de la respiración, pero solo estamos captando como un 10 o 20% de esa energía.

Realmente estamos encerrados, ocupados en la vida… De esta forma ¿quién va a pensar en la respiración? Estamos tan enfocados en otras cosas que no vemos lo valioso, no disfrutamos los pequeños pero grandes detalles de los cuales podríamos estar agradecidos.

Entonces comenzamos a pensar en la RESPIRACIÓN y recordamos que el gran nombre de D-s en su idioma original, es decir, hebreo, son sonidos de la misma respiración: Yud, Hei, Vav, Hei… Esto nos hizo transportarnos al momento de nuestra creación… allí mismo donde se nos sopló aliento de vida.

Es así de hermoso. La vida de cada uno de nosotros es un SUSPIRO… En cada respiración, respiramos el nombre de D-s… y al mismo D-s. Y en esa respiración encontramos nuestra esencia, nuestro SER… Ese aliento fluye en ti que estás leyendo, en la persona con la que vas a interactuar, en la que va en el bus y en cada encuentro que tengas con tu familia. ¡Observa!

Cuando nos percatamos de esto hace algunos años, comenzamos a escribir… Algo nos empujó a hacerlo… Lo hacíamos todos los días… como un agradecimiento en medio de situaciones que no entendíamos, y como un proyecto de vida. Así fue como nació Noticias Mi Ciudad, pero entendimos que no se trataba solo de Mi Ciudad… sino de Tu Ciudad… Nuestra Ciudad.

Entonces despertamos de un mundo de esos olvidados, opacados por la rutina… Salimos de un mundo para pasarnos a otro… a un mundo que cobrara vida… Nos convertirmos en CUENTACUENTOS reales para captar cada detalle que a veces pasaba desapercibido y así plasmarlo en letras, sentimientos y cambios internos. ¡Quisimos hacer una mejor versión de nosotros mismos!

Aunque este mensaje lo hemos tratado de interiorizar muchas veces… esta vez fue distinto… Al terminar de pronunciar palabras de motivación… comenzamos a mirar a cada persona con mucho amor.

Desde allí nos propusimos algo: sonreír y dedicarnos a conocer y hablar más con las personas con las que vayamos a tener contacto en nuestras vidas. Nos maravillaremos de las grandes historias de sus ALMAS. Hemos decidido una vez más hacerlo parte de un estilo de vida… mejor dicho… de nuestro PROYECTO DE VIDA.

Recordemos que cada vez que desaceleramos, cobramos consciencia de que es por cada inhalación y exhalación que seguimos viviendo, moviéndonos, respirando… D-s es nuestro aliento. Somos un SUSPIRO.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Aprendices de paciencia


0 comentarios

Paciencia, paciencia, paciencia. Escuchamos. Lo pronuncian. Lo decimos. Lo ignoramos. No queremos. Queremos. Es relevante o no. Importa a veces, otras no tanto. Esas son algunas de las luchas mentales.

Paciencia del día a día, de las personas, de las labores. Paciencia como capacidad para vivir el presente, para aliviar frustraciones, tormentas.

Nos pide práctica. Adopción como estilo de vida. Es sanidad. Es evitar molestias. Es crear vibraciones de serenidad. Es la calma en los ambientes de otros. Nivelar.

Si la obviamos o eliminamos entonces lo bueno no puede ser atraído hacia nosotros… porque solo tomando en cuenta esta virtud, abriremos la bondad del Universo.

Con ella disfrutamos de una mejor salud mental, de menos pensamientos negativos y de mayor conexión con nuestros hermanos. Llamamos la abundancia con verdadera satisfacción de vida.

Ella y nosotros podemos convivir con amor y mostrar la amistad a las personas cercanas o a aquellas que vamos encontrando en el camino. Nos consolamos y sonreímos cuando nos toleramos.

Es simple fortaleza que eleva ese íntimo mundo, el que a veces quiere escaparse para hacer lo que desea. ¡No! Paciencia es resistir, es volver a la humanidad con la que se ha contado en ciertos momentos.

Paciencia es gratitud porque podemos detenernos y ayudarnos, meditar y calmarnos ante los golpes acelerados que exige una sociedad tan apurada de «algo» y «nada».

Es el proceso que podemos disfrutar, estudiando cómo dar los pasos necesarios… ¿Y los innecesarios? No importa, también van dentro del paquete de aprendizaje.

¡Por supuesto que es bienestar! Es la gran lucha que hacemos para desprendernos del estrés de la vida, de las basurillas que a veces se van añadiendo a nosotros sin saber cómo.

La paciencia es nuestro reto de autocontrol. Es pulir, replantear situaciones y ver todo como una oportunidad. Es plena confianza y seguridad. No es creer. Es saber. Es la ciencia de la paz.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Saludable

Ataque de ansiedad


0 comentarios

¿Exceso de adrenalina? ¿Un disparo en tu torrente sanguíneo? ¿Un mensaje de alerta?

Esto pasa cuando entras en un ataque de ansiedad… Despiertas una sensación en las glándulas suprarrenales que reciben el llamado de emergencia.

Así responde el cuerpo, materializando síntomas físicos que incluso se confunden con enfermedades. La mala interpretación puede incrementar el miedo.

El corazón comienza a bombear, haciendo que el cuerpo corra y corra rápido. El cerebro igualmente lo sigue, aumentando su respuesta.

Puede suceder en tan solo 3 minutos. Un corazón que golpea intensamente en todo el cuerpo, produciendo y aumentando la adrenalina… perooooo… también puede tomar tan solo 3 minutos parar todo ataque.

La única tarea es acabar con todo mensaje que desee recibir las glándulas. Parece complejo, pero es sencillo si todo se toma con paciencia:

1. Relájate: respiraciones lentas, profundas e integrales. Mentaliza que no es más que un ataque de ansiedad.

2. Detén los pensamientos negativos: dile a tu cerebro ¡ALTO! Reemplaza el mensaje de temor por uno de calma. Dirige tu mente.

3. Acoge mensajes pacíficos: usa frases positivas, más fuertes que el caos creado internamente. La repetición de palabras se transforma en programas. Una vez instalados, se producen impresiones que conducen nuestras reacciones.

4. Acepta las emociones: el miedo es el mayor paralizador. Medita en posibles detractores que roban tu felicidad. Para esto puedes colorear, escribir, hablar, bailar, escuchar música, hacer yoga, leer, repetir mantras, hacer plegarias, etc.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más