Mi Ciudad Actual

Mi Ciudad Actual

Una gran noticia


0 comentarios

Logo Noticias Mi Ciudad

Hace algunas semanas nos llegó una serie de noticias que deseamos contar. Lo haremos poco a poco. El año pasado teníamos listo el libro de Noticias Mi Ciudad. Un libro mágico y totalmente ilustrado por una de las mejores diseñadoras colombianas Lyda Estrada.

Sinceramente no sabíamos si iba a ser posible imprimirlo por los costos, pero NUNCA NUNCA NUNCA perdimos la esperanza, aunque hubo algunas personas que lo vieron complejo y trataron de desmotivarnos.

Recibimos una llamada hace algunas semanas de una persona que dijo: Yo creo en esto y vamos a imprimirlo, iniciaremos para estos meses previos al mini-festival con 2000 copias.

¿No creen que es una EXCELENTE NOTICIA? Este era el tiempo, sin duda… Y tenía que pasar porque tenía que pasar. Esta semana inician el proceso de impresión. Noticias Mi Ciudad es más que un libro o espacio literario. Nosotros somos UN PROYECTO DE VIDA PARA SIEMPRE.

Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Sobreviviente al holocausto


0 comentarios

Alice_Herz-Sommer-e1392365570487-635x357

 

“I know there is bad in the world, but I look for the good,” she said, and “music is my life, music is God”.  Alice Herz-Sommer. (Sé que existe el mal en el mundo, pero yo miro lo bueno… y la música es mi vida… la música es D-s).

“Wherever you look, there is beauty everywhere”… I’m so old because I use my brain constantly. The brain is the body’s best medicine…and… a sense of humor keeps us balanced in all circumstances, even death”. Alice Herz-Sommer. (Donde quiera que mires, existe belleza en todas partes… Soy bastante mayor porque uso mi CEREBRO constantemente… El cerebro es la mejor medicina para el cuerpo… y… el sentido del humor nos mantiene balanceados en todas las circustancias, incluso la muerte.

Pueden ver la noticia completa, dando clic aquí

 

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Historia real…Encuentro inesperado


0 comentarios

ayuda-en-depresion-585x410

Tengo un primo…el más inteligente de la familia (algo así con
cierta cercanía a Einstein)…pero…la droga lo sedujo y
atrapó…Él se enredó hasta caer…

Pasaron aproximadamente diez años del acontecimiento…diez años
incluso de no verlo…ni pensar en él…al menos de mi parte…

Todo es tan curioso y misterioso en la vida…a cualquiera puede
sucederle lo menos esperado…

Mi esposo y yo nos dirijimos hacia una reunión en una zona
bastante transitada del país. Cuando llegamos al centro de la
ciudad, señalé y grité con sorpresa:

―¡Hey! Creo que ese es mi primo.

Se veía muy delgado…Recuerdo que era rellenito…pero la cara no
se le perdía. Estaba cuidando autos de restaurantes aledaños.

―No estoy segura. Después de la reunión podemos pasar y preguntar.
Jamás imaginé que lo vería…Ni idea…Ha pasado mucho tiempo, le
dije a mi esposo.

Todo el rato pensé en él…Solo hasta ese momento en toda mi
vida…No sabía si hablarle…o él sentiría pena…¿Qué iba a
decir? ¿Por qué tuve que verlo yo? ¿Qué debía hacer? Mejor no.
Otro día. Después me equivocaba. Es mi familia. No era casualidad.
Ocupaba cumplir con mi propósito: soplar vida donde hay necesidad.

Terminó la reunión un poco más allá de las seis de la noche.
Regresamos al centro de la ciudad. Nos estacionamos. Caminé. Volteé
mi mirada buscándolo…Nada…Seguimos en el auto..Doblamos por una
calle…Vi a un cuidador de autos…Mi esposo dijo:

―No es…

Pensé:

―No puede ser…este era el momento…

El peso se escondió en mi corazón…¿Por qué no le hablé antes de
la reunión? Misteriosamente la solución llegó…

Nos equivocamos…En lugar de tomar la calle que nos
llevaría a nuestros hogares, doblamos nuevamente con dirección a la
ciudad…Tal vez era una segunda oportunidad para
encontrarlo…para hablarle…Efectivamente…

Paramos en la misma calle donde estaba el cuidador de autos que
vimos con anterioridad…Estaba dudando…Todo estaba
oscuro…Parecía la misma carita del joven que vimos antes de la
reunión…Aún ni sabía si era mi primo…Bajé a comprobarlo…

―¿Es usted Edmundo?

―¿Por qué?

―¿Es Edmundo?

―¿Por qué? ¿Quién viene ahí? (mirando al auto un poco enojado).

―Soy su prima.

Apenas escuchó “prima” bajó su cabeza y se escondió un poco entre
el abrigo…con pena.

―¿Cómo llegó aquí?, preguntó extrañado.

―No sé. Venía para una reunión. Lo vi. Quise hablarle. Somos
familia. Lo queremos mucho.

Hablé 10 minutos con él…o mejor dicho…para él…Mi primo no
dijo nada…pero escuchó atentamente, como aquel hombre inteligente
que todo mundo aseguraba…

No sé, no me acuerdo con exactitud de
las palabras…pero él sí…Le hablé del regreso a casa, del valor,
del PERDÓN…de la fuente de vida…de los huesos secos…pero sí
recuerdo muy bien esto:

Somos de la misma sangre. De la misma familia. Vengo a soplar vida
en todo su cuerpo. Usted regresará. Su cuerpo está sano…

Hablé más…No me acuerdo…pero mi primo todo lo procesó…es muy
inteligente…Dije adiós…Algo pasó…

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Ella


0 comentarios

Ella es una preciosa niña, tiene una mirada de ángel, y unos ojos color miel bien encendidos, su pelo es abundante y de un café profundo y brillante. Vive en una de las tantas comunidades rurales de nuestra agitada América Latina, en cuanto a estudios apenas cursa el primer grado de escuela, pero cuenta con una personalidad que la ha convertido en una líder en su grupo.

Tiene la bendición de Dios de vivir con sus padres y sus tres hermanitos menores que ella, pero tiene algunas preocupaciones: que los niños y las niñas deban dejar la escuela porque los padres no cuentan con los ingresos necesarios para comprar los materiales básicos que le piden. Ella entiende que la única forma de luchar con dicha situación y terminar con ese círculo de pobreza es mediante el estudio, por eso se convirtió en la mejor alumna. El ayuntamiento de su ciudad le tendió la mano.

Ella piensa “…si yo estudio y me esfuerzo, puedo tener un futuro mejor…de lo contrario me sumo a la incertidumbre…y eso no es bueno…” Continúa “…Necesito estudiar y cuuando esté trabajando ayudaré a mis padres, por eso debo continuar luchando por la construcción de mi futuro.”

Ella está en una etapa de evolución en su vida, por tanto en poco tiempo llegará a la adolescencia, otro motivo por el cual puede ser aislada. Seguramente deba hacer un mayor esfuerzo para lograr el sueño, ya que en su país existe una estigmatización muy grande hacia los sectores empobrecidos y deba además enfrentar una cultura machista, pero ella no ve las cosas de esa forma, porque pertenece a una generación de mujeres que cuentan con una visión muy clara de lo que quieren para sí mismas, mediante el esfuerzo y la valentía.

Como si fuera poco, tiene tan claro lo que quiere para ella y para los demás que nos deja un consejo para tomar en cuenta en el camino de la vida “…enfóquese y esté claro en lo que desea, no se enrede en situaciones que no valen la pena, confíe en Dios …que Dios confía en todos nosotros.

Rafael Sáenz

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Esta es mi historia…


0 comentarios

En uno de los parques de algún lugar de nuestra América, mientras disfrutaba una mañana con un delicioso ambiente, estaban dos jóvenes conversando en forma muy amena sobre un tema que me obligó a cerrar el libro que leía y… “obligatoriamente” ponerle atención al tema de conversación:

― Una tarde, mi papá regresaba de un día pesado de trabajar en la finca del patrón, unos señores llegaron y hablaron con mis padres sobre un proyecto para adolescentes. Ellos vieron una muy buena oportunidad. Inmediatamente me lo compartieron y tú ya sabes… podía darme un gran futuro. Realmente me animó para verlo como un cumplimiento de mis sueños: estudiar en un colegio de la capital. Mi papá, hasta me dio un dinerito que con tanto esfuerzo había ahorrado.

― Las últimas noches antes de despedirme de mi familia casi no pude dormir. Había un miedo en mí, pues nunca había ido a la capital. Nunca había tomado un bus y menos por tantas horas.

― ¿Y qué más pasó?, preguntó la amiga.

― Bueno… Cuando llegué a la capital, me sentí muy rara, al momento llegaron los mismos señores y me llevaron a una casa muy bonita en un carro muy lindo y cómodo, de camino me dijeron el nombre del colegio, y los días que iba a estudiar. Por dos meses iba todo muy bien. La computadora la manejaba muy bien, el inglés me costaba mucho…pero ahí iba, esforzándome. No me iba nada mal…

― Todo iba muy bien, pero un día, no sé, eso que uno viene como sospechando algo raro, resulta me dijeron que debía desfilar en ropa interior, exhibir unas joyas, y unos zapatos. Me dijeron que esa actividad era para recoger dinero para aumentar el fondo de becas. Ni modo…lo hice en tres oportunidades…pero no sabía lo que iba a ocurrir en las próximas semanas…

― Un día, celebraron una fiesta, una mujer que estaba en esa actividad, me llevó a una de las habitaciones del lugar, allí había un hombre el cual yo nunca había visto y ¿sabes que me dijo? “mi dinero no es en vano…” Yo nunca había estado con algún hombre. Me sentía sola y con miedo, quería llamar a mi mamá, pero me lo prohibieron. Después de esa noche, comenzamos a vivir en casas distintas y me obligaban a tener sexo con otros hombres. Una vez intenté escapar pero el chofer y el jardinero de la casa me pillaron y me golpearon mucho y no pude escapar.

Después escuché de una organización que ayudaba a adolescentes con situaciones como la mía. Entonces un día, no sé como, pero por milagro, logré escapar y pedirles ayuda. Gracias a Dios aquí estoy contando parte de mi tragedia.

Rafael Sáenz

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Trabajo infantil


0 comentarios

El día amaneció muy frío y lluvioso. El piso de tierra de la casa donde vive Juan Carlos y su familia amaneció húmedo. Él no durmió muy bien, pues comparte “la cama” con sus hermanos menores. Después de tomar un baño, su madre le ofreció un refresco con un pedazo de pan que había quedado del día anterior.

El reloj le decía que era hora de partir para cumplir con su responsabilidad y contribuir con su familia. Tomó las bolsas pesadas con unas cuantas naranjas y unos cuantos mangos grandes. En una esquina bastante transitada por personas y carros, se sentó con un cuchillo y comenzó a pelar las naranjas y mangos.

Una vez terminada esa tarea, acomodó todas las frutas y con unos chillantes gritos, anunciaba: ¡lleve las naranjas ricas y bien jugosas ¡ ¡lleve mangos verdes deliciosos!

Juan Carlos solamente tiene nueve años y muestra un cuerpo un poco débil. Su pelo y ojos evidencian su mal nutrición, es el mayor de tres hermanos. Su padre hizo abandono de hogar tan solo unos dos meses atrás. Su madre en medio de la duda entre “trabajar o quedarse en casa” para atender a sus otros hijos, se vio obligada a tomar una dura decisión, sacar a Juan Carlos de la escuela donde cursaba el segundo grado de primaria.

¿Qué nos dice esta realidad? La OIT, nos comparte que al día de hoy, cerca de 215 millones de niños trabajan en el mundo, en Costa Rica, por ejemplo, hay 46000 niños que deben realizarlo y muchos a tiempo completo, por tanto no pueden jugar ni asistir a la escuela. El trabajo infantil daña su desarrollo integral, aumenta las diferencias e injusticias en la sociedad y obstaculiza el desarrollo en equidad en el país.

Rafael Sáenz

Leer Más

Mi Ciudad Actual, Noticias Inventadas

No pueden despertar


0 comentarios

(Basado en pintura del costarricense Felo García, Premio Magón 2009)

“Ellos escriben su historia, todos los días están allí acompañados de la eternidad enmudecida. Ni siquiera el silencio les colabora y si sienten adrenalina no es por una emoción pacífica, pero sí por el miedo y tristeza que se quedan estancados en la garganta.

Son analfabetos de la claridad, cuando pisaron esta tierra sus días comenzaron a ser noches estrelladas y desde entonces ellos mueren por dentro. Aunque intenten difuminar sus días, la tinta negra vuelve a derramarse sobre uno y luego sobre todos. Allí dentro, “tiritan”, son esclavos reclamando con gritos. Están desesperados por trece miedos, multiplicados por mil y elevados al más infinito. Cuando tiemblan, sus nervios los controlan a ellos y no ellos a sus nervios.Duermen como manadas, pelean como fieras, actúan como cocodrilos y cuando es de expresarse hasta los puñales hablan por ellos. Mientras unos están en el sofá llorando, otros sentados en la acera llevan su dedo junto a la nariz. Allí inhalan un poco de eso para crear sus propias fantasías.El agua y el viento todavía no quieren pelear, pero en cualquier momento pueden lanzar esos golpes de boxeo. Si se piensa en el momento del gane, quedarían derrotados: una lata por el río, las paredes demolidas descansando en la calle, algunos de ellos muertos y tal vez, solo tal vez, la etiqueta de “SONY” entre los escombros de tierra.

Una, dos, tres, cuatro “casas” (si así se pueden llamar), pero ya perdí la cuenta porque el sol es el culpable y traidor. Éste calienta a todos los que viven dentro y cuando las gotas resbalan por sus rostros, sudan rechazo, baja autoestima, pasados frustrantes, y si me pidieran un resumen de esto, diría: DOLOR. Ya están hartos, su esperanza se les fugó, alguien se la llevó o nunca llegó a ellos.

Sí han sido problemáticos, son los protagonistas de muchas noticias. Ellos mueren por dentro en el silencio de sus propia noche. No pueden despertar y ver el sol, porque éste los traiciona y juega con ellos en la tabla de ajedrez.”

Christy Petri (Quesada Segura) 

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Marcas dolorosas


0 comentarios

Esta es una historia real, escrita por Kimberly L. Smith, autora de “Passport Through Darkness” (Pasaporte atravesando la oscuridad) quien presenció esas marcas dolorosas. La traducción del inglés al español fue realizada con la colaboración de Noticias Mi Ciudad. La escena se desarrolló en Portugal, fue una experiencia misionera de la escritora con su esposo en un orfanato. Deténte un momento y lee un ejemplo de algo que sucede en todo el mundo.

“Portugal es miembro de la Unión Europea. El país posee regulaciones para la protección de los niños, independientemente de su raza, etnia o ciudadanía. Sin embargo, no podíamos creer lo que mirábamos en un orfanato: los 19 niños en este lugar estaban durmiendo en habitaciones húmedas con huecos en el techo de madera. Literalmente yo podía meter mi cabeza en el hueco. Cuando llovía, el agua empapaba sus habitaciones. La comida era miserable, pero lo peor más adelante se los cuento.

No entendíamos porqué no recibían ayuda del gobierno de Portugal. Durante este tiempo nosotros tratamos de ayudar con comida, medicina, la reparación del orfanato, etc. Tuvimos la oportunidad de acercarnos más a los huérfanos. Un día, Carlos, un pequeño niño de 9 años se acercó a mí.

― ¡Tía Kimberly, ¡tía Kimberly! ¿Dónde está la vaselina?

Yo estaba ocupada preparando el almuerzo y sin importancia le dije:

― Carlos, no sé donde está la vaselina. Ve y pregúntale a alguien más.

― No puedo preguntarle a nadie más. El tío Buster (un trabajador del orfanato) me dijo que no podía contarle a nadie acerca de la vaselina.

Eso llamó mi atención. Detuve mis actividades, me arrodillé al nivel de los ojos del pequeño niño y le contesté:

― Bueno Carlos, aún no sé donde está la vaselina, pero te ayudaré a encontrarla. De todos modos, ¿por qué necesitas la vaselina?

Con mi pregunta, Carlos se puso muy agitado y empezó a saltar con un pie y luego con el otro.

― My bum is bleeding (Mi trasero está sangrando. Bum es una palabra británica que hace referencia a las nalgas).

― ¡Oh Dios mío Carlos! ¿Por qué tu trasero está sangrando?

Aún más agitado, Carlos me enseñó sus nalgas. El niño estaba cortado, desgarrado y ensangrentado. Su carne tenía signos de traumatismo.

Después de este acontecimiento iniciaron las investigaciones. Se había encontrado que todos los niños del orfanato eran forzados a realizar actividades sexuales. El Tío Buster era el responsable, en lugar de proteger a los niños, utilizaba una cámara para filmar estas escenas y luego postearlas en Internet.

¿Qué medidas tomaron las autoridades? Nada. ¿Qué tanto están haciendo en el mundo respecto a la explotación sexual? No se sabe.”

Kimberly L. Smith

 

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Leer Más

Mi Ciudad Actual

La ciudad del agricultor


0 comentarios

Hace mucho tiempo no lo hacía…eran las 5:30 a.m y las verduras y frutas parecían más apetitosas en la medida que los rayos del sol comenzaban a calentar. Vi pasar a muchas personas conocidas de las cuales hace mucho tiempo había perdido el rastro.

Buenos días niña! Dios le bendiga! Me dijo Don Efraín, el pulpero del barrio que le vendió confites a mi madre y me leía los apuntes que me hacían para comprar los mandados del almuerzo.

Cada puestito tenía su propio estilo, algunos anunciaban los mejores precios, otros continuaban descargando las papas y las cebollas que llegan a la mesa de tantas familias y que tanto cuesta cosechar.

Los adultos mayores bien bañaditos y perfumados que saben elegir la papaya más dulce porque las canas no les engañan, la lechuga más fresca y el chile más barato.

Ir a la feria del agricultor me hizo ver una ciudad maravillosa, la ciudad que amo, la ciudad en la que nací, crecí y espero ver crecer a mis hijos algún día, la cuidad que apoya al agricultor que cuida del campo porque bajo la lluvia y el sol trabaja sin descanso.

Elenny Hernández

Leer Más