ADN Energético

ADN Energético

Nosotros


0 comentarios

¿Quiénes somos nosotros? Solo un punto pequeño en el Universo.

¿Quiénes somos nosotros? Un sonido con silencio al expresarnos en nuestra habitación.

¿Quiénes somos? Almas que a alguien poderoso se le ocurrió crear y traer acá.

Gracias, gracias, gracias. Por lo bueno y por lo aparentemente malo. Gracias por sostenernos en nuestros momentos de historias.

Gracias por escucharnos y abrazarnos mientras la luna, las estrellas y el cielo presencian nuestros pensamientos.

Gracias por entender nuestro mundo y por guiarnos aunque no siempre conozcamos las rutas establecidas en tus planes.

Gracias por tu divinidad y por pensarnos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Leer Más

ADN Energético

Café medicina


0 comentarios

Creando un poco en el restaurante. Se acerca el encargado.

— Hola. Buenos días.

— Buenos días (Sonriendo. Siempre sonriendo ante la bondad de las almas).

— ¿Hoy quieres tu café?

— Sí, por favor. Te debo el de ayer.

— No te preocupes.

Volviendo a ver a uno de los meseros.

— Por favor, sírvele un café.

Solo un pequeño detalle y una sonrisa, te hacen sentir en EL HOGAR. El café es identidad. Es un encuentro, un tiempo y una sinfonía con uno mismo.

Esta bebida lo tiene todo, es respuesta al amor, la amistad, la colaboración, la solidaridad. Nos envuelve para crear LAS historias y colocar LAS letras que ofrecen sabores con luz.

Hay ciudades que están dormidas y solo un EXCELENTE CAFÉ puede lanzar una alerta, al menos moverles el piso.

El café es presencia.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

ADN Energético

La chispa de vivir


0 comentarios

Estamos tan acostumbrados a sobrevivir, que olvidamos vivir. Y no, no hablo de existir, hablo de vivir las pequeñas, grandes cosas que se nos presentan a diario. 

Vivir va más allá de cumplir esas expectativas que le inculcan a uno desde pequeño. Es despertar y darnos cuenta que en esta vida estamos de paso, saber que cada minuto que transcurre nunca volverá.

Es vibrar cada instante ante la emoción de percibir las maravillas que nos rodean. Debemos dejar de ser zombis vivientes, que únicamente buscan la comodidad.

Esto no siempre es bueno, a veces hace falta salirse del canasto, explorar y conocer nuevas cosas que nos hagan sentir felices y plenos.

Necesitamos ese chispa de energía que nos haga bailar frente al espejo y que a la vez nos haga sentir bien, esa chispa que hace desear conocer cosas nuevas e ir por ellas.

Cada uno vive en un momento de exilio, pero cuando nos vamos acercando a esa energía, salimos de este y logramos la redención personal, que sin duda nos guía a la redención colectiva.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Autor: Ignacio Ortiz
Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

ADN Energético

Agradecimiento diario


0 comentarios

Cada día vivimos milagros, milagros que se vuelven parte de la naturaleza. Algo así como un estilo de vida.

La consciencia nos visita y nos recuerda que Él lo arregla TODO y lo arregla porque existe una fuerza llamada AMOR que mueve ondas en el Universo.

Los milagros son producto del AGRADECIMIENTO, de aceptar cada letra puesta en nuestra historia personal. No es fácil, pero el camino se va suavizando cuando reparamos nuestro mundo.

No sabríamos explicar por qué o cómo se desarrolla todo tipo de acontecimientos que acomodan las vibraciones, y por lo tanto, las vidas de nosotros los humanos.

¿Quién desea la vida? El que guarda su boca del mal. El que usa sus labios para hablar solo BIEN, crear y embellecer.

Lo único que podemos hacer es usar las letras en su máxima elegancia. Cada día dar lo mejor de nosotros y pintar un poquito “la realidad” que se estableció en su momento.

Los cambios inician con cada uno, a lo interno. Todo se armoniza y vemos los milagros suceder, en segundos. Admiramos la vida que se nos ha regalado para transmitir aún más vida. 

El agradecimiento nos alivia. Trae una calma especial que se siente como paz. Todo se transforma en equilibrio, como el blanco de una paloma que hace una danza en el cielo llamada libertad.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

 

Leer Más

ADN Energético

Uso de las palabras


0 comentarios

Hice un conteo de palabras, pues de repente comenzaron a caer. Las atrapé e hice con ellas las historias más mágicas.

Al ser lectores, no castigamos o juzgamos el orden de las letras, la manera de contar o la forma de escribir.

Si un texto es sencillo, o complejo, conocido o no, pero nos CONECTA o nos hace palpitar sin explicación, entonces SOMOS felices.

No necesitamos ser “escritores conocidos”, necesitamos ser emisarios de palabras.

USAR EL PODER DE LA PALABRA PARA BIEN (CONSTRUIR). ESO ES AMOR. TODO DEPENDE DE LA PALABRA. HAY QUE ENTRENARSE PARA NO DESTRUIR.

La vida está llena de casos, de encuentros, de retos… y si cada uno decidiera optar por la práctica de entregar palabras amables, todo sería distinto.

No se trata de usarlas mal, sino de colaborar con una nueva programación que sustituya los viejos patrones, iniciando por la mente y continuando en la práctica, con cada acción y en cualquier ambiente.

Las palabras pueden lograr una armonía interna que balancee el funcionamiento de este gran sistema llamado Universo que tiene VIDA.

La belleza radica en construir conversaciones amenas que saquen sonrisas y esperanzas, no odio, tristeza, resentimiento o queja. Esto solo se vuelve un hábito dañino.

Como emisarios debemos ser sensibles y compasivos ante la humanidad de la cual todos somos parte y en la que todos somos responsables por embellecer.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

ADN Energético

El concepto de emuná (fe)


0 comentarios

Las letras nos enderezan, nos arreglan el cerebro y el cuerpo. Estas nos enseñan EMUNÁ (אֱמוּנָה), palabra hebrea normalmente traducida como FE, pero no la FE que nos han enseñado siempre. 

Emuná significa ver más allá de la razón. Trascender para observar y conocer la verdad, la firmeza, la fidelidad.

La emuná nos conecta con nuestra esencia, el Ser, nos va mostrando el camino y nos pone situaciones que prueban esa verdad.

Emuná viene de la raíz “Amén”  (א – מ – ן). De hecho, si observamos las siguientes palabras hebreas, podemos notar que todas contienen la raíz (א – מ – ן) en su composición:

  • Omán (אוֹמָּן): artesano, artista
  • Omanút (אוֹמָּנוּת): arte
  • Leha’amín (לְהַאֲמִין): creer, confiar
  • Lehit’amén (לְהִתְאַמֵּן): entrenar, practicar

Así como el artesano/artista, que trabaja y pule sus creaciones, así mismo consiste nuestra labor con la emuná.

La emuná se entrena para ser parte natural de la vida. Es aceptar que todo proviene de una Fuente y que debemos estar agradecidos, entendamos o no.

La emuná es el entrenamiento espiritual que nos acerca al estado original de la consciencia dando balance a todo. Es hacer brillar el alma.

La emuná ayuda a desarrollar todas las potencialidades del ser humano, eso es educación.

La solución es SIMPLICIDAD cuando dependemos completamente de un Creador que conoce cada código, y por lo tanto, nos da seguridad de estar en buenísimas manos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

 

Leer Más

ADN Energético

Los mil escarabajos de plata


0 comentarios

Nació una niña con apariencia de peluche, con blancos vellos… Fue así como surgió la idea de parte de su abuela en llamarla con ese nombre: Peluche. Antes de morir, doña Clotilde le recomendó a su nieta jamás olvidar este cuento, que ella misma aprendió de su matrona y lo guardó en su interior hasta el momento en que llegó a leérselo en repetidas noches junto a su cuna: Los mil escarabajos de plata.    
                                                                
Detrás de la casa, su madre había sembrado un jardín que jamás floreció, pues una plaga de insectos (los cuales utilicé en el título del relato), se había comido su follaje. Aristina, su madre, una mujer de buen parecer y de cuerpo esbelto, jamás volvió a regar tales matas doradas por el sol.

En ciertos momentos, Aristina había recurrido a bañar el patio de cenizas, con tal de lograr el exterminio de los escarabajos de plata, una plaga tediosa. Según ella no importaba si también perecían las plantas. Además, ella misma prometió cortar toda mata de raíz, sin importar cuál fuera la rosa más bonita; se sentía estresada por los chirridos que llegaban del patio con la tierra agrietada.

Peluche lloraba y lloraba con el pelo bailoteando bajo el  dintel de la ventana de su aposento, junto a su pequinés, el cual parece haber visto también aquel misterio en los ojos de la niña a causa de la fantasía creada por influencia de su abuela.                                                      

La niña lloraba repetidamente. Siempre que despertaba con la ilusión del vislumbre de las noches de plata, al llegar la mañana, solo veía el aterro de ceniza blanquecina.  

— ¿Por qué lloras?, preguntaba su madre, Aristina.

— Abuela dijo que los jardines detrás de las habitaciones jamás debían cortarse, y tú quieres hacerlo, eso no debe pasar porque ahí viven las princesas, los ángeles que cuidan a los niños, también los escarabajos luminosos que me dan su luz por las noches sin sueño. Además, con ellos me divierto. Abuelita también me dijo que el cielo no tiene estrellas, tampoco existe la luna; que en el universo solo existe “el sol” y la inmensidad, porque eso es lo único que se mira en los días sin nubarrones. Y las estrellas y luceros que miramos en él, son los reflejos del mar, porque los astros no son más que rocas negras que reflejan la luz de los océanos, sin embargo, mis escarabajos compensan con la lumbre y rayos de plata cuando ellos extienden sus alas. Yo le creo a mi abuelita que está en el cielo, pues ella me dijo que cuando muriera se quedaría conmigo en el jardín ceniciento, junto a los escarabajos, mientras yo me hacía grande, ¿verdad abuelita?                                      

— Mi madre estaba loca, igual que tú, dijo Aristina.

La niña lloraba más.

— Mi abuelita no estuvo loca. Los escarabajos sí existen, no es mi culpa. Y lo puedo asegurar porque yo misma los he visto al caer la “negra”. Ellos alumbran por mi ventana en las noches sin luna. Por allí mismo veo cuando chirrean con sus alas en alto, como un montón de pollitos cuando quieren volar junto a su mamita. Además, suenan sus alas como cuando tú regabas las matas muertas, que decías. Tengo mil escarabajos que destellan como los relámpagos de mayo, con quienes me divierto en la oscuridad.

— Estás igualita a mi madre, loca y recontra loca, dijo Aristina, quien después salió hacia la sala en busca de sus hijos para decirles que la niña deliraba.

La niña está loca, dijo con asombro mientras Peluche reía a carcajadas en la ventana. Llegaron todos a su cuarto. Al percatarse, la encontraron contándolos y nombrándolos, mientras reía, como si alguien le hiciera cosquillas. Se detuvieron tras sus espaldas.

— Tú te llamas lumbre, dijo la niña. Aquel lumbrito, tú te llamas luna, tu estrella, y tú ¡abuelita!

Lo hacía solo al señalarlos, con el dedo índice, como si lo que veía se lo estuviera mostrando a otra persona.

— Abuelita, ¿por qué dices que no hay luna?

Su madre y sus hermanos estaban con los ojos desorbitados, cegados por la incredulidad y asombro (…) La niña hacía pausas, como si conversara con alguien.

— ¡Ah!, respondía, ¿entonces la luna y las estrellas son mis escarabajos de plata que dan su luz en nuestro cielo? (…) El sol se ve por la claridad del día. ¿Y las estrellas, mis escarabajos?, preguntaba la niña, (…) ¡Ah!, respondía. Solo ella escuchaba la voz de su abuela.

— Sí, no hay dudas, dijeron todos.

— Mi madre, dijo Aristina, hace más de dos años que murió y me dejó a mi niña loca. 

— Asimismo, respondieron sus hermanos.

— Mi abuelita no se ha ido, dijo la niña. Todos los días está con mis escarabajos dentro del jardín.

Sin decir más palabras, la tomaron de la ventana y la llevaron a los sillones de la sala, sin que ella ni siquiera le tomara alguna importancia. Reía sin cesar, así, como si alguien le hiciera cosquillas. Cuando se soltó de los brazos de sus hermanos, corrió de nuevo hacia su abuelita, con el vaivén de sus manitas. Con las sombras de la noche, se escucharon otra vez sus risas a carcajadas, ahora más fuertes. Sus hermanos y su madre, Aristina, se percataron de nuevo, como diciendo: ¡ay Dios mío!

Al abrir la puerta, vieron algo que vislumbraba y a la niña cerca de la misma ventana, de pie, encima de las almohadas con la mirada hacia afuera. Entraba mucha claridad. Sin decir nada, se asomaron junto a ella. Vieron cómo todas las hojas de las matas danzaban. Las que para ellos siempre estaban secas, ahora estaban con verde follaje.

Los escarabajos de plata estaban entre las ramas del jardín, alzaban las alas, es decir, las mismas que brillaban con la luz de la luna, ahora con dirección a la ventana en donde la niña casi se queda moribunda de la risa; sin tomar en cuenta, que la presencia de su abuelita era un fantasma con más de dos años de muerta, como ya anteriormente lo había mencionado su madre.

Aristina y sus hermanos llenos de asombro, procedieron a contar los escarabajos (intrigados por la cantidad que dicta el cuento) mientras estos sonaban sus alas, como un chischil.

¡Sí son mil escarabajos de plata!, confesaron. Y por siempre acompañaron a la niña en las noches de escarabajo en su ventana.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Autor: Juan Antonio Guzmán
Dibujo: Freevector

Leer Más

ADN Energético

La compra del CD de música


0 comentarios

¡Qué alegría cuando los pequeños detalles encienden! La música siempre ha sido y es la gran seductora de nuestra vida. 

Hace algún tiempo muchos comprábamos discos compactos (CDs) para poder escuchar a nuestros cantantes favoritos.

En esas épocas los CDs eran costosos, entonces debíamos ahorrar para comprarlos nosotros mismos, suplicarle a nuestros padres que nos ayudaran o pedirlos como regalo.

— Ahora tenemos acceso a más música, pero a veces no la disfrutamos porque antes había una emoción particular cuando comprábamos un CD, sobre todo cuando éramos más jóvenes, ya que eran caros, entonces, los pocos CDs que teníamos, los escuchábamos y escuchábamos. Eso era especial.

En esa época se expresaron muchas alegrías porque pudimos disfrutar de las melodías, pero conforme pasaron los años, fueron apareciendo nuevas formas de escuchar música, y no fue malo, simplemente fue distinto. 

Hace algunas semanas quisimos realizar una compra. Fue algo extraño, se introdujo una emoción muy grande por tener el nuevo CD de U2, “Songs of Experience”. Cuando llegó, fue como si nunca hubiésemos visto un disco.

Fue único volver a sentir el paquete y detenernos a LEER y DIGERIR cada letra, y qué decir de volver a utilizar el dispositivo para escuchar las canciones.

— La ventaja es que tenemos un carro con lector de CDs,  algo que ya no teníamos en la casa porque todo cambia. Ahora es un buen pretexto. Es la emoción de volver a sentir el disco, de leer las letras y de escuchar, escuchar y escuchar. 

No sabemos ni cómo explicarlo, solo sabemos que fue algo muy lindo. Como niños nos subimos al auto y nos fuimos a pasear con “full” volumen escuchando cada canción, especialmente una llamada “Get out of your own way”. 

Realmente a veces hay detalles que nos conectan con nuestra alma. El hecho de sentarse y pensar qué amamos, qué nos hace vibrar y qué anhelamos, nos arroja un sin fin de “palabras claves” que nos ayudan a vivir con “full” música en todo momento y lugar.

— Es mágico. Creemos que han pasado por lo menos 10 años en que no comprábamos o no nos compraban un CD. Estamos muy agradecidos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik

Leer Más

ADN Energético

El viaje del deleite


0 comentarios
Cuando hay amor espiritual, simplemente una fuerza interna se despierta y no es fácil detenerla. Ese es el viaje del deleite.
 
Todos somos seres espirituales buscando el camino, preguntando, creciendo, aportando, aprendiendo. Todos estamos llenos de historias y peculiaridades.
 
Debemos reconocer que no contamos con muchas respuestas, y también debemos reconocer la inmensidad de esta infinita creación.
 
Claro está que todo se percibe distinto, en diversos niveles. No siempre es fácil, pero deseamos esa luz eterna y permanente. Para allá vamos… con más deleite.
 
Cada vez que nuestra mente o voz pronuncia un agradecimiento, se nos desborda un amor sin definición. Cada vez que vamos adentro, se nos abren manuscritos desconocidos.
 
Es un estilo de vida inteligente y sabio. Al acercarnos al Creador, nuestras almas se hacen más minimalistas, en el sentido de vivir simples, conscientes y con propósito.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte
aquí.
 
Dibujo: Freepik

Leer Más

ADN Energético

Electricidad… ¿dónde?


0 comentarios

Electricidad… ¿dónde? En nuestro cerebro. ¡Sí! Nuestro cerebro es eléctrico y está lleno de conexiones atípicas pero interesantes.

Cada vez que efectuamos una acción como: pensar, sentir, movernos, o recordar, estamos disparando electricidad que pone a nuestro cerebro a trabajar.

En realidad es la mente, ella envía instrucciones, ella es electricidad que llega al cerebro físico (nuestro sistema operativo) para hacerlo funcionar.

Nuestra mente (como dijimos, electricidad) se llama consciencia, y esta consciencia personal se conecta con la gran consciencia colectiva.

Esto quiere decir que al conectarnos con el “todo”, el sistema operativo será mucho más grande y mucho más potente, pasando de un sistema operativo tridimensional a uno multidimensional.

A veces el miedo quiere bloquear “las acciones multidimensionales” pero el AMOR puede romper con esos bloques. El amor quita todo juicio, toda culpa, todo odio, todo resentimiento, toda negatividad y eleva nuestra consciencia.

Dejemos que sea el AMOR nuestro guía, y dejemos que sea quien nos lleve a “olas” de crecimiento. Que sea un viaje sin condiciones, una vibración con fuego puro y bueno, un camino hacia la creación.

Salgamos del juego que se basa en amores condicionados. La dimensión multidimensional se basa en el AMOR DESINTERESADO, sin importar “cuán buenos o malos somos”, porque con una consciencia elevada, el AMOR Y LA ABUNDANCIA SON ILIMITADOS.

Vivamos el AHORA que estará contribuyendo con la creación de nuestro hermoso FUTURO. Vivamos con nuestro ADN activo y vivamos con la mayor expresión de “nosotros siendo nosotros”: auténticos.

Quien desee de nuestro amor, de nuestras ideas, de nuestras experiencias, de nuestra luz, de nuestros proyectos, entonces BIENVENIDO a bordo.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más